Salud

¿Qué son la enfermedad de Crohn y la Colitis?

La enfermedad inflamatoria del intestino (EII) describe un grupo de afecciones, cuyas dos formas principales son la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. También incluye la colitis indeterminada. La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son enfermedades que inflaman el revestimiento del tracto gastrointestinal y alteran la capacidad del cuerpo para digerir los alimentos, absorber la nutrición y eliminar los desechos de manera saludable.

A continuación encontrará más información sobre la anatomía y la función del tracto gastrointestinal (GI), la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

ANATOMÍA Y FUNCIÓN DEL TRACTO GASTROINTESTINAL

Para comprender la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, es útil primero entender la anatomía y la función del tracto gastrointestinal (GI) sano. A continuación se muestra una ilustración médica del tracto gastrointestinal. Cuando usted come, los alimentos viajan a través del tracto gastrointestinal en el siguiente orden:

  • Sistema Digestivo
  • Boca
  • Esófago
  • Estómago. la comida se mezcla con el ácido del estómago y las enzimas para descomponer el material en trozos más pequeños llamados quimo
  • El intestino delgado.

Las funciones del intestino delgado son digerir los alimentos y absorber los nutrientes. En particular, el yeyuno y el íleon son los órganos responsables de absorber los nutrientes de los alimentos. Sin el intestino delgado, no seríamos capaces de convertir los alimentos en nutrición útil.

Válvula Ileocecal. (regula la cantidad de material que pasa del intestino delgado al grueso y evita el “vertido” de una sola vez)

El intestino grueso. (también llamado el intestino grueso o el colon). El colon tiene un diámetro mucho más amplio que el intestino delgado y tiene aproximadamente 1,5 metros de largo. Las diferentes secciones del colon se identifican como el:

  • Colon ascendente
  • La flexión hepática (una curva en el intestino cerca de la ubicación del hígado)
  • Colón transversal
  • La flexión esplénica (otro pliegue situado cerca del bazo)
  • El colon descendente
  • El colon sigmoide
  • Recto
  • Ano

Las principales funciones del colon son extraer agua y sal de las heces y almacenarlas hasta que puedan ser expulsadas por el ano.

Las heces son el subproducto de la digestión a través del tracto gastrointestinal. Cuando las heces entran en el colon por primera vez desde el intestino delgado, son muy acuosas. A medida que atraviesan el intestino grueso, el agua se reabsorbe y las heces se vuelven gradualmente más firmes.

En un individuo sano, suele estar compuesto de agua, bacterias vivas y muertas, fibra (alimentos no digeridos), mucosa intestinal, y el revestimiento desprendido del intestino. No es normal que haya sangre en las heces, ni grandes cantidades de moco. Las heces de un individuo sin ninguna enfermedad intestinal son lo suficientemente blandas como para pasar cómodamente por el recto y el ano, y (dependiendo de la persona) suelen ser expulsadas una o dos veces al día.

Las evacuaciones intestinales son un asunto completamente diferente para alguien con Crohn o colitis. Los individuos con estas enfermedades enfrentan algunos desafíos muy reales relacionados con la sensación de urgencia, la diarrea y las heces con sangre.

Tagged

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *