Fábrica, Hogar, Moda

La moda de los jeans como pantalón vaquero

En los tejanos se reflejan las ventajas y desventajas del comercio global. En casi todos los armarios hay al menos uno colgado. Los llevan con el mismo orgullo trotamundos y monarcas. Pero no todos los pantalones tejanos son iguales. Mientras unos simbolizan la fabricación sucia e injusta, otros representan al futuro verde y equitativo.

En 1873 Levi Strauss consiguió una patente para fabricar un pantalón de trabajo robusto y reforzado para los mineros. También gustó a agricultores y ganaderos. En la década de 1960, los tejanos se convirtieron en uno de los emblemas de la contracultura juvenil. Los tejanos no han escapado a la globalización, con sus ventajas e inconvenientes. La campaña internacional “Ropa Limpia”, sostenida por más de 200 organizaciones no gubernamentales, ha sacado a la luz el viaje alucinante que realizan unos pantalones tejanos.

Los jeans fabricados en todo el mundo

La prenda puede llevar una etiqueta “made in Poland”, pero esto no quiere decir que se haya confeccionado completamente en el país. El algodón pudo ser cultivado con ayuda de plaguicidas en Kazajistán o la India. Se convirtió en hilo en China, en una fábrica con máquinas suizas. La tela llegó a Filipinas, donde se tiñó de azul con un colorante sintético procedente de los Estados Unidos.

Desde allí viajó a Polonia, donde fue cosido junto con el forro y la etiqueta, que llegaron desde Francia, y los botones italianos. El acabado final a la piedra se hizo en Grecia y, finalmente, se vendió en España. Si el comprador es una persona comprometida, es posible que después de su uso lo entregue a una organización humanitaria que lo llevará a Holanda y desde allí en un barco carguero hasta África.

Se reduce el impacto

El pantalón ha dado trabajo a mucha gente –aprovechando las diferencias entre salarios bajos en unos países y poder adquisitivo alto en otros–, pero también ha supuesto un impacto ambiental desproporcionado en consumo de combustible, emisiones de CO2 y agentes contaminantes.

Pero hay buenas noticias. Hace años afirmábamos que los pantalones tejanos contenían restos de plomo o mercurio. En los análisis independientes más recientes no se encuentran restos de metales tóxicos. Tampoco se hallan las cancerígenas aminas aromáticas ni níquel, que puede provocar reacciones alérgicas.

En cambio, en los tintes y otros aditivos textiles continúan descubriéndose compuestos orgánicos halogenados que provocan alergias. Los fabricantes también recurren todavía a los blanqueantes ópticos, que precisan de muchos recursos para ser fabricados y se eliminan del entorno con mucha dificultad. Todavía queda bastante que mejorar.

Las grandes marcas avanzan

Las grandes empresas, como la estadounidense Levi’s, están bajo el punto de mira de las organizaciones no gubernamentales. Sea por compromiso real o por cuestión de imagen, están aumentando las exigencias a sus proveedores en cuanto a las condiciones laborales y ambientales.

Las prendas de muy bajo precio que abarrotan los mercadillos son probablemente producidas en las peores condiciones. La mejor inversión es el tejano duradero, producido con algodón ecológico y lo más cerca posible. Hay que tener en cuenta que los colores claros utilizan menos tintes y, por tanto, contaminan menos.

Los pantalones jeans que te adelgazan

Lo más importante de tus jeans es su ajuste y estilo. Hay ciertas cosas que es absolutamente necesario evitar, ya que cuando se trata de jeans delgados, los problemas de los hombres más grandes son comunes. El mayor pecado es usar un par de jeans que no te quedan bien en primer lugar, así que echemos un vistazo a lo que necesitas evitar si vas a hacer esto bien.

Qué se debe evitar en los pantalones vaqueros

Lo primero es asegurarse de que sus vaqueros delgados no estén demasiado apretados alrededor de la cintura. Lo único que sucede con esto es que se forma una protuberancia de carne por encima de ellos, dándote lo que en las mujeres normalmente se conoce como una tapa de panecillo. Honestamente, no es un gran aspecto para nadie, independientemente de su tamaño, pero es más obvio si usted se está aferrando a un par de libras de más.

Si tienes un par de vaqueros que te quedan bien, pero aún así te preocupa la posibilidad de que se produzca una situación en la parte superior de un panecillo, sólo tienes que hacer trampa. Nadie te va a llamar la atención si usas un top lo suficientemente largo para cubrir tu cintura, y fácilmente ocultarás cualquier peso extra en el proceso. Kanye West no es el más delgado de los chicos, así que siendo un tipo de constitución grande, parece que siempre usa camisetas y jerseys que cubren su cintura.

Tagged , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *