Hogar

Inspiración para reformar su cocina en verano

Las vacaciones pueden ser el momento perfecto para ponerse manos a la obra con la cocina; pero antes de comenzar su reforma es importante seguir algunas recomendaciones.

El verano es el momento ideal para cambiar o renovar la cocina. Los días o semanas de vacaciones, el aumento del tiempo libre, el buen tiempo, son factores que nos animan a emprender nuevos proyectos, como la remodelación de uno de los espacios más importantes de nuestra casa.

Además, en verano es más fácil que los camiones y furgonetas de servicio encuentren aparcamiento, perjudicamos menos a nuestros vecinos con el ruido y el polvo (ya que muchos están de vacaciones), y los contenedores de la construcción están menos en la calle.

Para reformar la cocina, así como la de los baños, suele ser una de las más caras de la casa. Sin embargo, es importante tener todo bien planeado y contar con un profesional de confianza que nos asesore y haga el trabajo lo más llevadero posible, porque si intentamos hacerlo por nuestra cuenta “ahorrar” puede ser un caos interminable.

Por esta razón, si está pensando en cambiar o renovar su cocina este verano pero no sabe por dónde empezar, le damos 5 claves a tener en cuenta.

Diga no a la improvisación

Lo primero y más importante es buscar profesionales con referencias. O que hayan hecho buenos proyectos en casa de amigos, familiares o conocidos; o que estemos seguros de que trabajan bien y siguen las normas, solicitan permisos y cumplen la ley. Como ya hemos dicho antes, hacer este tipo de trabajo tan complejo por nuestra cuenta no es, en absoluto, recomendable.

Fechas de cierre y presupuesto

Solicitar tres presupuestos es uno de los consejos que ofrece la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) para que no nos engañen y no paguemos en exceso, porque la diferencia de precio entre una empresa y otra por el mismo servicio se puede diferenciar en varios miles de euros.

Otra sugerencia a tener en cuenta es fijar una fecha de finalización de la reforma en el contrato. Es algo fundamental dentro de los presupuestos y que muchas personas no lo hacen, o lo hacen de forma hablada. Los profesionales deben comprometerse por escrito a terminar la obra en un plazo estipulado y si no, imponer una sanción (reducción de precio, pago, etc.)

Materiales limpios

La cocina es una de las áreas más sucias de la casa. Por esta razón, es mejor conseguir muebles y materiales que sean fáciles de limpiar y que requieran poco mantenimiento: encimeras de acero inoxidable, cuarzo o granito; suelos de baldosas impermeables; electrodomésticos con sistemas antihuella y usar protectores contra salpicaduras muy resistentes, especialmente en las zonas de fuego.

Buena iluminación

La mala iluminación en la cocina nos impedirá ver claramente si estamos preparando un plato correctamente, si hay suciedad, etc. En este espacio, más que en ningún otro, es vital no escatimar en la luz. Además del techo y la campana extractora, las luces LED bajo los muebles altos son una buena forma de decorar y evitar las sombras en la superficie de trabajo.

Inspeccione la reforma

Dependiendo de los productos utilizados, el trabajo puede generar residuos y olores, no sólo desagradables, sino también tóxicos. Es importante mantener una buena comunicación con los trabajadores y aclarar de antemano si podremos permanecer en casa durante toda la reforma, o por el contrario habrá momentos en los que será necesario pasar alguna noche fuera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *