Salud

Consejos de supervivencia para las nuevas enfermeras

Cuando eres una enfermera nueva después de seguir un curso auxiliar de enfermería, es fácil preocuparse por hacer todo bien y comenzar tu carrera con el pie derecho.

Sabemos que puede ser difícil hacer la transición de estudiante a profesional. Así que hemos reunido los 10 mejores consejos para ayudarte a sobrevivir tus primeros meses y prepararte para una larga y exitosa carrera.

Encuentre un mentor

Si tu hospital o lugar de trabajo no tiene un programa de mentores, es una buena idea que lo encuentres tú mismo.

Si trabajas con una enfermera a la que admiras y es simplemente genial en lo que hace, puedes observarla en silencio y aprender de su trabajo. Esta es una relación de tutoría silenciosa donde sólo se aprende a través de la asociación y la observación.

Si ese no es tu estilo, podrías verbalizar tu deseo de un mentor a la enfermera en cuestión. Esto podría implicar el establecimiento de una reunión regular para que hagas preguntas y recibas entrenamiento, o podría ser más bien un arreglo informal, como sea necesario.

Hacer preguntas

Hay un dicho que dice que la única pregunta estúpida es la que no se hace.

No tengas miedo de hacer lo que crees que son preguntas tontas. Las nuevas enfermeras tienen mucho que aprender, y si actúas como si lo supieras todo, ¿Cómo vas a aprender?

Nadie espera que tengas todas las respuestas, así que no seas tímido… sé curioso y haz preguntas. La mayoría de los gerentes y compañeros de trabajo prefieren que hagas preguntas a que hagas algo incorrectamente.

También puedes descubrir que hacer preguntas te ayuda a recordar la información más tiempo y con mayor precisión.

Sea un jugador de equipo

Una gran enfermería requiere de la colaboración entre los involucrados en el cuidado de un paciente.

Sé útil. Ofrécete para ayudar, ser voluntario y mostrar a tus compañeros que eres accesible, cooperativo y dispuesto a ayudar cuando las cosas se ponen agitadas.

Desacelere

Cuando estás estresado en el trabajo, tu reacción inicial podría ser moverte más rápido y tratar de hacer más. Esto puede parecer la mejor manera de ponerse al día, pero todos sabemos que las prisas pueden llevar a errores.

Recuerda: más rápido no siempre es mejor, incluso cuando estás atrasado. Los empleadores están buscando enfermeras registradas calificadas como tú.

Agrupa tus cuidados

Planificar con antelación y agrupar ciertas tareas de atención al paciente puede ayudarle a ser más eficiente y a hacer menos correrías innecesarias. Le da a sus pacientes más tiempo para descansar y le ayuda con el número 4.

Organizarse

Si puede idear sistemas que le ayuden a ser más organizado y eficiente, podrá reducir la velocidad, agrupar sus tareas y proporcionar una mejor atención de enfermería. Si puede encontrar un mentor que sea altamente organizado y eficiente, esto puede configurarlo para el éxito.

Las enfermeras organizadas utilizan cualquier cosa, desde portapapeles hasta aplicaciones para teléfonos inteligentes -simplemente averigua qué es lo que mejor funciona para ti.

Alimenta tu mente

Consumir cafeína y azúcar no va a ayudar a tu cerebro a funcionar al máximo nivel.

Es muy común que las enfermeras se pierdan los descansos para comer, pero alimentar tu cuerpo es esencial. Si sabes que una comida para sentarse no va a ocurrir muy a menudo, empaca bocadillos saludables que te ayudarán a pasar el día.

Hidrata tu cerebro y tu cuerpo

Tomar café durante sus turnos le dará ciertamente algo de energía, pero actúa como diurético y puede llevar a la deshidratación.

Tu cuerpo y tu cerebro necesitan agua. Asegúrate de beber lo suficiente para al menos mantener la orina clara y las membranas mucosas húmedas. Mantente hidratado en todo momento.

Siga aprendiendo

No hay fin a lo que necesitamos aprender como enfermeras, así que deja que tu curiosidad natural te mueva a seguir aprendiendo.

Descubra lo que más le entusiasma de la enfermería leyendo artículos de revistas y blogs, escuchando podcasts o viendo vídeos. Si el aprendizaje en persona es más lo suyo, intente asistir a conferencias, seminarios y webinars que alimenten su cerebro de enfermera con un aprendizaje de alta calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *